Es tiempo de cuidarnos y qué mejor que entrenar en casa 💙 Envíos gratis del 24 de Marzo al 15 de Abril + un Accesorio sorpresa en tu compra 👟

¿Qué es participar en IRONMAN Kona?: La historia de Yoyo Iribarren


Video en Kona cortesía de Gerardo Ramírez (@jerryrmz)


Yolanda “Yoyo” Iribarren es una de las pocas atletas mexicanas que han asistido al Campeonato Mundial de Ironman en Kona, así como ha tenido participación en 12 Ironmans, muchos medios Ironmans y múltiples carreras de aventura.

Siendo una persona activa desde temprana edad, pasó por muchos deportes. A sus 35 años, la invitaron a participar en un triatlón en Monterrey… Con una bici prestada y ganando esa primer competencia en su categoría, empezó su aventura en el mundo de los triatlones.

El Campeonato de Kona llegó después de hacer su cuarta competencia de triatlón, en Cozumel 2010, era algo que Yoyo realmente no tenía pensado,, de hecho su primera participación fue de incógnito y sólo sus amigos más cercanos se enteraron.

Después de haber estado en esa competencia, fue inevitable para ella no tratar de repetir la experiencia; siguió compitiendo en carreras de aventura, de MTB y corriendo IM. Tuvieron que pasar cuatro competencias más para poder calificar otra vez a Kona, esta vez fue gracias a su segundo lugar en el Ironman de Cabos en el 2016.

Para Yoyo la preparación para un campeonato como Kona es directamente proporcional al objetivo de cada quién...
Al ser una persona activa, empezó a enfocar sus entrenamientos para Kona 3 meses antes de la carrera.

Su alimentación siempre ha sido de las dietas recomendadas por las abuelas: “Comer frutas, verduras y todo lo demás con medida.” Y ya acercándose la carrera cuida no comer mucha comida chatarra, así como restringirse un poco en los antojos. En general busca tener un balance y con tanto entrenamiento, cuida prestar la atención adecuada a su cuerpo, la nutrición que necesita para compensar los entrenamientos y no sobrepasar un límite saludable.

Así como considera la alimentación un pilar en su preparación, también le da importancia a la recuperación y los masajes para mitigar el sobre-esfuerzo físico y llegar con piernas frescas a la carrera.

Aparte de lo físico, está la parte mental que para Yoyo es el pilar clave. Por eso ha buscado desarrollar herramientas para manejar las crisis que pueden suceder en tantas horas de competencia, practicándolas en los entrenamientos para poder utilizarlas cuando sea necesario y recuperarse lo más rápido posible.

Cada año calificar al Campeonato mundial de Ironman se vuelve más difícil, hay más gente compitiendo y los tiempos cada vez son más exigentes. Yoyo nos comparte que además de estos elementos, calificar a Kona es una combinación de hacer un buen papel y tener algo de suerte.

Yoyo sabe que este campeonato nunca saldrá de su cabeza, pero actualmente lo toma más tranquila y abierta a que se den las cosas si así tiene que ser.

Es consciente de la constancia que implica el calificar a Kona, pero también tiene en mente la importancia de su familia y mantener un balance; ella nos invita a no caer tanto en el juego de la intensidad, pues en estos días es fácil para las personas clavarse en los números y gadgets… Olvidando la importancia de conocer el cuerpo y reaccionar a lo que éste pide para poder seguir y durar más tiempo en este mundo del Ironman.

“He sido muy afortunada de ir dos veces a Kona y estoy muy agradecida pues Kona es un privilegio que se les niega a muchos. Seguiré haciendo Ironmans hasta que la máquina truene jajaja y seguiré con carreras de aventura y todo lo que sea outdoors.”

– Yolanda Iribarren.


Dejar un comentario